Aspectos Neurológicos de Dejar el Pañal

dejar el pañal: aspectos neurologicos

Implicación de los Aspectos Neurológicos de Dejar el Pañal

En la entrada del blog anterior hicimos una introducción al proceso del control de esfínteres y explicamos que es un proceso en el que están implicados aspectos neurológicos, psicológicos y emocionales. Ahora queremos dar unas pinceladas sobre los aspectos neurológicos del control de esfínteres.

En la pelvis están los órganos de la micción y la defecación, los músculos del suelo pélvico. Esta musculatura necesita realizar un proceso de maduración.Aspectos neurologicos

Los niños y niñas pueden controlar esfínteres cuando esta musculatura ha madurado, se ha tonificado y pueden realizar la contracción muscular.

Como podemos observar en la imagen tenemos dos esfínteres, el interno, involuntario y regulado por el sistema nervioso, y el externo, voluntario y por lo tanto es el que podemos contraer.

Para poder llenar la vejiga el músculo de la misma se relaja, cuando llega a cierto nivel de presión el cuerpo manda al cerebro la sensación de tener que vaciar la vejiga, y se abre el esfínter involuntario y, en los niños y niñas pequeños/as,  como el esfínter voluntario no tiene fuerza para contraer la orina sale de manera automática. Solo cuando se ha producido la maduración muscular, el esfínter voluntario puede contraerse, cerrarse y decidir retener la salida de la orina. Esto es una prueba de que el Control de esfínteres no es un proceso de aprendizaje sino de maduración.

Las conclusiones que podemos sacar extraer son las siguientes:

  • Los niños y niñas podrán iniciar el proceso de control de esfínteres cuandoAspectos neurologicos sean capaces de abrir y cerrar voluntariamente el esfínter de la vejiga y de la zona anal.
  • El control de esfínteres comienza desde bebés. Cuando el bebe sube las piernas y ejercita las abdominales está iniciando la maduración de la musculatura que posteriormente intervendrá en el control de esfínteres. El movimiento libre les permite tonificar los músculos del suelo pélvico..
  • La ejercitación libre y autónoma de las posturas y movimientos propios de las distintas fases de su desarrollo motor, permiten al niño-a no solo tonificar constantemente sus músculos, sino también hacerlo de manera ajustada. Por ello es necesario no adelantar posturas, no poner a un niño en una posiciones que no haya conquistado por sí mismo, para no forzar la musculatura; la presión sobre el suelo pélvico sería excesiva cuando aun esos músculos no están bien tonificados.
  • El tono muscular es personal y depende de las emociones, cuando estamos nerviosos nuestro tono muscular es alto. Es importante para todos, pero sobre todo para los niños y niñas tener un tono muscular relajado, creado por un ambiente sereno, tranquilo, un contacto suave, cuando cambiamos el pañal, y una relación con el control de esfínteres sin exigencias a las que no puede dar respuesta, sin presiones para que haga pis en el orinal o en el wáter, dando tiempo a que el proceso neurológico entre otros, se desarrolle.
Posted in Artículos.

2 Comments

  1. gracias por la informacion, mi niña de 4años y 9 meses puede controlar y aguantar pero no logra soltar y relajar cuando se sienta en el bacin, es necesario poner el pañal para q ella automaticamente relaje y orine o defeque, esta perennemente sin pañal pero de alguna forma avisa que desea desea orinar o defecar y a veces lo hace en el suelo, ella esta diagnosticada con autismo, hay alguna recomendacion? puedo tener la certeza de que ha aprendido voluntariamente a relajar y contener? o no? gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *