¿Y SI JUGAMOS? Espacio para niños de 3 a 6 años

Y si jugamos

INICIAMOS NUEVO CURSO EN ¿Y SI JUGAMOS? espacio para niños de 3 a 6 años

Una PROPUESTA de Espacios Familiares donde el juego es un fin en sí mismo, dónde no se espera nada que no surja de los propios niños y niñas. En “Y si jugamos” lo importante es el proceso, las relaciones de complicidad y cooperación que se establecen y la participación activa de los que juegan. No hay normas que encorseten el juego, sino la libertad que da la creatividad.

Un TIEMPO para la acción, para imaginar y crear una realidad ficticia donde cada niña y cada niño puede ser lo que más le guste, para que surjan los proyectos individuales y grupales. Para cambiar los roles establecidos.

Un ESPACIO acompañado por dos maestras y preparado con materiales seleccionados que promueven un juego autónomo y a la vez compartido con otros. Que evoluciona con los niños y niñas que lo habitan, reflejando el modo en que cada uno de ellos concibe el mundo.

Un ENTORNO donde se respeta el juego genuino. Un lugar para vivir la infancia.

“Y si jugamos” es los miércoles de 17 a 19 en Espacios Familiares los 100 lenguajes. Ven a conocernos. La primera sesión es gratuita.

Y si jugamos

Espacios familiares Los 100 lenguajes

Acompañando a las familias desde una educación respetuosa en un espacio de juego y relación

Tras más de diez años de experiencia dedicadas a la infancia, la reflexión educativa y el análisis del entorno social que rodea nuestra práctica, creemos en la importancia que tiene para los niños y niñas la vivencia de sus emociones, sus descubrimientos y experiencias. Todo ello en un entorno rico en estímulos y acompañados de sus adultos de referencia, que les ofrecen la seguridad necesaria para ir construyendo su identidad.

Desde estos planteamientos hemos creado el proyecto de Espacios familiares Los 100 lenguajes. Ofrece por un lado, a los niños y niñas de entre 0 y 3 años, escolarizados y no escolarizados, un ambiente de juego y relación, organizado con espacios y materiales que responden a las necesidades de cada edad. Por otro lado, ofrece a sus familias un espacio en el que disfrutar observando el juego de sus hijos y un ambiente tranquilo donde compartir con profesionales y con otras familias sus inquietudes, interrogantes y experiencias en un clima de respeto.

CRECIENDO, espacio para niños de 2 años

creciendo

Abrimos la puerta, levantamos la persiana, nos quitamos los zapatos… Hacía un mes que no hacíamos estos gestos, que no realizábamos esta rutina, que no nos preparábamos para empezar una sesión de CRECIENDO.

Pero ya estamos aquí de nuevo.

Entramos en la sala.

Todo está como siempre: el mantel encima de la mesa, preparado para los niños y niñas que quieren desayunar (Cómo no acordarnos de las tostadas de Sara, Vera Marine y Jara, o de aquel bote de cola-cao que Carmen trajo un día ¡y nos duró todo el curso!), el rincón de la casita (allí Blanca y Mario les preparaban el último café a papá o a mamá antes de irse), los disfraces, el tobogán y la espaldera, las construcciones y por supuesto el rincón de los cuentos (todavía recordamos al papá de Vera Ordóñez contándole sus cuentos preferidos).

Si, está todo.

A ver… Un repaso rápido a las cajas sorpresa que nos ayudan a dar la bienvenida cantando. (Qué sorpresa la de Pablo cuando salía el cocodrilo, cómo le gustaba a Lucas el camión azul y si había piedras, Pelayo era el primero en cogerlas, y tras la canción, Elsa siempre nos recordaba que era el momento en el que las mamás y los papás se iban).

Cada uno encuentra rápidamente a qué jugar (Como Erik, Darío y Bárbara lo hacían en la mesa de arena, Mateo y Emma en el tobogán, Ainara con las muñecas…), enseguida se forma un grupito alrededor de los cuentos o se organiza un picnic en el escondite, y no faltan los emprendedores que montan los raíles para que pase el “tren de Matías” o un castillo con las construcciones.

Y de vez en cuando, alguna novedad: La mesa de luz, el supermercado, la arena mojada…

Entre juegos, canciones… llega el momento de la fruta al que añadimos siempre algún alimento más (¿Les gustarán este año a los nuevos niños y niñas los plátanos y las peras? Pronto lo sabremos). Pero lo importante no es la comida sino las relaciones que entorno a ella se crean, las largas conversaciones sobre los temas que ellos mismos sacan: un hermanito nuevo, la salida de fin de semana, el trabajo de mamá o papá… Y la colaboración espontánea que surge para quitar y poner la mesa. No paramos de sorprendernos de lo competentes que son.

Cada uno, en su momento de desarrollo, demuestra habilidades que surgen de su propio interés y del respeto por parte del adulto a “dejarles hacer”, sin meterles prisa, sin ayudarles, desde la confianza en sus capacidades.

creciendo

Las cuatro horas se nos pasan muy rápido en la observación de todo lo que acontece y en el acompañamiento individual de cada niño y cada niña, porque cada uno es singular y requiere una mirada y una palabra distinta. Pero aun así, casi siempre nos da tiempo a realizar una propuesta más de juego en el espacio contiguo (¿Qué hacemos ahora? -Seguirá preguntando Valentina-, ¡Tirar la torre ! -Que es lo que más le gusta a Elsa-).

Propuestas de psicomotricidad, música, arte, experimentación… donde cada uno es libre de participar o no y de utilizar los materiales según su propio proyecto; propuestas que enriquecen su pensamiento y les acercan al mundo de la cultura.

Todo está preparado para el juego. Energía e ilusión, renovadas.

Sin embargo, no podemos evitar un sentimiento de nostalgia al recordar las anécdotas de los doce niños y niñas que enriquecieron con sus juegos y descubrimientos este espacio el curso pasado. De la mano de sus familias, iniciaron nuevos apegos y conquistaron su propia autonomía; para ellas es nuestro agradecimiento, por su confianza y participación, y a los “peques”, les deseamos mucha felicidad en los nuevos espacios donde continúan su camino.

Abrimos la puerta, levantamos la persiana, nos quitamos los zapatos… Un pequeño hormigueo nos recorre las rodillas… Comenzamos el curso con la ilusión del que estrena y la incertidumbre del que sabe que cada día es diferente. Algunos como Valentina y Elsa continúan su proceso con nosotras, Luis y Telmo lo iniciaron el miércoles y otros comenzarán en unas semanas.

A todos, BIENVENIDOS A CRECIENDO.

creciendo

Horario de Espacios Familiares

¡¡Empieza el nuevo curso!!

Y Espacios Familiares abre sus puertas en septiembre, para recibir a los niños y niñas con sus familias que estén interesados en vivir una experiencia de relación, juego y experimentación.

Os presentamos el nuevo horario de espacios familiares con las propuestas que ofrecemos y que podréis elegir según la edad de vuestro hijo o hija y vuestras necesidades. Pinchando en el enlace podréis consultar el contenido y los precios. Si estáis interesados llamadnos y os informaremos sin ningún compromiso, y si queréis, podéis venir a conocernos y probar una sesión totalmente ¡¡gratis!!

¡¡Os estamos esperando!!

Espacios Familiares Los 100 Lenguajes
Francisco Abril 11, Madrid – 910 178 409

Horario espacios familiares

Campamento de Verano 2017

Campamento de Verano 2017

Ya está llegando julio, y con él nuestro Campamento de Verano 2017 en los Espacios Familiares para niños y niñas de 3 a 6 años que ya no tengan cole.

LOS LENGUAJE DEL ARTE

Proponemos un contexto de juego planificado que responda a los distintos intereses de los niños y niñas, combinado con propuestas de acercamiento al mundo de la cultura. Nos centraremos en los lenguajes artísticos, artes plásticas, la arquitectura, la literatura y la música, a través de las INSTALACCIONES.

Haremos salidas cotidianas al entorno cercano y dos días a la semana saldremos a descubrir espacios naturales y culturales, relacionados con el mundo de los lenguajes artísticos.

¿A qué esperas para conseguir tu plaza?

 

Campamento de Verano 2017

En la Biblioteca de Retiro

Conoce y vive la experiencia de los Espacios Familiares en la Biblioteca de Retiro. Una presentación vivencial.

Comparte un tiempo de juego con tus hijos/as junto a profesionales, en un espacio diferente, con materiales adecuados, donde podrán explorar, ampliar su capacidad autónoma, relacionarse y disfrutar.

Para familias con niños/as de 0 a 3 años

En la Biblioteca de Retiro

Una Carta Familiar

Carta de una familia

UNA CARTA FAMILIAR

Este año hemos estado en una nube. ¡Hemos logrado no bajarnos de ella!

Eduardo Galeano dijo:

“La utopía está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y el horizonte se desplaza diez pasos más allá. Por mucho que camine, nunca la alcanzaré. Entonces, ¿para qué sirve la utopía? Para eso: sirve para caminar”.

Recordando estas palabras, podemos decir que es la primera vez que conseguimos dar los pasos necesarios y llegar a la utopía, abrazarla, tocarla, acariciarla, sin que ella se haya alejado un paso más.

Hoy queremos contaros una historia. A lo mejor os suena de algo…

Llegamos.

Un felpudo donde no hace falta sacudirse nada. Aquí se puede entrar como vienes, con lo que traes, sobre todo con aquello que traes dentro.

La campanita suena porque unas manitas curiosas investigan ese tintineo.

Nuestros zapatos se quedan esperándonos en la balda de abajo, mientras nuestros pies se alegran de poder moverse en libertad. Estas baldas cobran vida mientras jugamos. Allí se reúnen zapatos grandes acompañando a zapatos pequeños.

¡Ah, mira! Ahí llega Fernando con sus zapatillas en la mano. Algún vecino se pregunta qué pasará ahí dentro. Un día le van a decir algo…

Carmen se lo va a pasar ¡upi, upi! Descubrió que, sin calcetines, el tobogán era una aventura posible y allí arriba había un mundo por descubrir. La voz de Carmen ahora se escucha de fondo, parloteando, contándose el mundo.

Por una puerta entreabierta se cuela Elsa. Desde bien pequeña camina, corre… libre, sin miedos. Trepa, sube, baja…y con mirada pícara mira a las espalderas con deseo… El tobogán ya es pan comido para ella…

Su hermana Sofía la entiende muy bien. Es una experta en bebés. Aún recordamos la conferencia sobre desarrollo infantil que se marcó. Gala lo debió intuir porque decidió soltarse a andar en su cumpleaños…

Sofía dejó el pañal, fue creciendo y empezó una gran aventura en su cole nuevo. Ana nos va contando…

¡Ay, Ana! Has tejido una red para mantenernos en relación. Gracias por tu cuidado, tu implicación, tu estar ahí y tu generosidad.

Mientras, Elsa sale de un cajón, pensando que nadie la mira. Sin embargo, está bajo la atenta mirada de Mirko, asustado ante tanto desafío y preguntándose en silencio: ¿cómo es capaz de hacer eso?

Sin tiempo para contestarse, ve a Lucas que avanza decidido hacia el tobogán. Mirko aguanta la respiración, aunque ponga buena cara. Lucas se tira de cabeza. Lucas controla.

Al fondo, Miguel toca el xilófono, mientras piensa dónde lanzar aquella tentadora pelota. De esta manera ha aprendido a medir las distancias. Venir desde tan lejos se hace largo, pero merece la pena. Aitana se anima a tocar la pandereta, vestida de flamenca. Con esta orquesta de fondo, Teresilla, que se había tumbado en la cama, no puede seguir durmiendo. Ante este panorama, se levanta y decide ir a la compra.

Es la hora del desayuno.

Ya se oye el “chas, chas” de Mª Ángeles cortando la fruta. Ya nos vienen a saludar los que se van haciendo grandes: Lila sonriendo y dando sus primeros pasos, Telmo dejando las cadenas para más tarde, Daniel con su mirada intensa, Hugo, Pablo, Pelayo, Alba, Luis el Pelirrojo…

Gael deja su sombrero y se une al desayuno. Sara, Jara y Vera buscan cómo sentarse juntas. Se han hecho muy amigas. A Vera la rubita le pareció ver galletas pequeñas en la encimera. Sofía trepa por su mamá, Cristina, que tiene a Leo en el fular. Leo mira atento y se le escapa una sonrisa. Blanca termina su fruta y se va a jugar con Sergio y Luis (el de María).

Tienen ante sus ojos, las comiditas, el florero, los disfraces, las construcciones, la investigación, el movimiento…la libertad.

Después de jugar, nos vamos reuniendo en el corro, para despedirnos mirándonos a los ojos, con la canción de la luna y el sol.

Os queremos agradecer que un día cualquiera, como el que hemos rememorado, se convierta en un día especial.

Gracias, Pilar, por acompañarnos como familia con tanto calor y sabiduría. Por ser la maestra que siempre hubiéramos querido tener, y hemos tenido, ahora, de adultos.

Gracias, Cecilia, por tu mirada y tu acogida. Para nosotros eres apertura y generosidad. Disponibilidad para aportar, siempre ahí… Gracias por tu capacidad para mirar desde el rincón sin interrumpir, por relatarnos los progresos de Gala, contarnos aprendizajes y descubrimientos con esa gran ilusión…

Gracias, Mª Ángeles, por estar en todas partes, por sostener y organizar, para que todo haya sido un baile en el que no nos pisemos los pies.

Gracias por acompañar a Gala mientras va creciendo. Ya tenéis vuestro sitio en nuestros corazones. Las tres sois semillas que se quedarán en la vida de Gala, en sus mimbres.

Muchas gracias.

Junio de 2016. Carlos, Noemí y Gala.

Espacio Familiar

Espacios FamiliaresEL ESPACIO FAMILIAR: Un servicio educativo para la primera infancia

En la actualidad existe una  gran diversidad de tipologías y necesidades familiares fruto de los cambios que se producen en la realidad social y cultural. La sociedad actual es plural y en ella conviven estructuras familiares muy diversas que dan lugar a requerimientos y necesidades diferentes en relación a la atención de los niños y niñas. Esta realidad plural aconseja la conveniencia de diversificar y flexibilizar la oferta educativa, creando servicios educativos que se ajusten a las nuevas demandas y necesidades familiares.

En la actualidad existen familias que prefieren que sus hijos permanezcan principalmente en casa, pero esto no significa que no vean la necesidad de que su pequeño frecuente durante algún día por semana, algunas horas  algún espacio donde ampliar sus experiencias, jugar y relacionarse con otros niños y niñas.

Es por esto que hemos abierto en Madrid “Los Espacios Familiares” de la Cooperativa No Me Bajo de las Nubes. Son un servicio educativo, que se crea con una perspectiva de flexibilidad para dar respuesta a las diferentes realidades de la vida familiar. Este servicio es fruto de la práctica educativa consolidada en la Primera Infancia, la reflexión teórica y la voluntad de dar respuesta a las nuevas necesidades de una sociedad cambiante en la que coexisten una diversidad de modelos familiares y una demanda  de apoyo a la labor educativa familiar.

¿QEspacios Familiaresué FUNCIÓN tienen el Espacio Familiar?

  • Colaborar en que el niño construya su propio desarrollo, construya su propia identidad, que pueda ser el mismo. El niño se construye en la acción y descubre quién es el: que puede, que sabe, que quiere.  Un niño capaz, autónomo y  seguro de si mismo.
  • Apoyar la tarea educativa familiar

¿Qué ofrecen los espacios a los niños y niñas?

  • Un entorno estructurado con intencionalidad educativa, un espacio creado a la medida de los niños y niñas y que ellos reconocen como tal,  rico, bien organizado, que aporta una amplia gama de posibilidades en el juego y en las relaciones. Un contexto de desarrollo.

¿Cómo?

  • Con una distribución del espacio y una selección de materiales que sugiere y facilita actividades de interés para el desarrollo de los niños y niñas a través del juego libre y autónomo. Un ambiente de respeto a sus tiempos, a sus procesos, con  una mirada que les reconoce como “sujetos de acción” y no sólo de reacción a las peticiones de los adultos. Cada niño decide qué hacer con cada material, cómo explorarlo, cómo usarlo y  si lo comparte para crear un juego con otros. La intencionalidad educativa está en el ambiente, decidiendo qué tipo de materiales ponemos a disposición de los niños y niñas de las diversas edades y cómo se ubican de forma que permitan el desarrollo de acciones importantes para su aprendizaje.
  • Dan sus primeros pasos en la socialización en grupos pequeños, de 8 niños y niñas, en los que conviven criaturas que por características personales y  momento evolutivo, tienen necesidades e intereses  distintos, y esto les lleva a vivir sus primeros conflictos, en la relación con los otros, a contrastar y descubrir sus deseos con los deseos de los demás, pero también a compartir y disfrutar de las primeras complicidades, que enriquecen su propio juego. Es necesario un acompañamiento ajustado a cada uno.
  • Toda la experiencia  la realizan acompañados Espacios Familiaresde sus familiares y de profesionales de la educación infantil.  La función de los profesionales es estar disponible para los niños y para las familias, observar los procesos que viven los niños y niñas,  realizar pequeñas intervenciones que ayuden a las criaturas a encontrar el sentido a lo que están haciendo, hacerles alguna pregunta que les ayude a pensar sobre su acción, tratar de entender las necesidades de los niños y niñas, ofrecerles los recursos, y estar e intervenir cuidando los pequeños detalles.

¿Que ofrecen a las familias?

  • Un espacio para que las familias puedan compartir experiencias con su hijo/a, observar como juega y se relaciona en un ambiente diferente al familiar, percibir las capacidades de sus hijos e hijas,  conocer y valorar las acciones que realizan en otros contextos con diferentes niños y  adultos.
  • Un espacio en el que padres y profesionales podemos  compartir dudas, preocupaciones, opiniones, expectativas sobre crianza y educación,  desde el  respeto a la diversidad de las prácticas educativas familiares porque no existe un único modelo educativo válido. Los valores y cultura de cada familia dan lugar a prácticas educativas diversas, tan pertinentes unas y otras desde el punto de vista del desarrollo infantil.
  • Asistencia a debates, tertulias, encuentros… para apoyar la tarea educativa familiar.

 

Espacios Familiares Espacios Familiares            Espacios Familiares

 

REFERENCIAS:

http://los100lenguajes.com/espacios-familiares/

http://w110.bcn.cat/portal/site/Infancia/menuitem.eb1d5c7204c5d49fb552b552a2ef8a0c/?vgnextoid=4468a5adb84f9210VgnVCM10000074fea8c0RCRD&vgnextchannel=4468a5adb84f9210VgnVCM10000074fea8c0RCRD&lang=es_ES

http://www.ziga-zaga.com/es/espacios-familiares

 

Instalación de Papel Triturado

Papel Triturado 3“CRECIENDO”: Espacios Familiares

La sala está preparada con contenedores de distintos tamaños y la instalación de papel triturado de colores. Son elementos de la vida cotidiana que  agrupados así constituyen, para los niños y niñas una invitación  a la transformación y al juego. La propuesta no tiene directrices sobre cómo jugar tan solo invita a la exploración de los materiales y a investigar distintas posibilidades.

Comienza el juego y comienza también la observación del adulto sobre las acciones y los intereses de los niños y niñas. Algunos observan unos instantes antes de empezar a transformar el espacio y cuidadosamente realizan acciones de llenar y vaciar comprobando la capacidad de los envases. Otros exploran los hilos de papel y lanzan diferentes cantidades al aire disfrutando con la visión de su caída. Las montañas de papel triturado pronto sufren transformaciones y también los contenedores que se empiezan a convertir en tambores, platillos  y baterías.

Llevados por este nuevo interés de los pequeños ponemos música de percusión y la exploración  se convierte en una gran fiesta donde  el cuerpo en movimiento danza con los papeles y estos se elevan cada vez más y sirven también como improvisados cojines donde dejarse recostar.

Diferentes acciones se suceden unas veces solo con el papel, otras solo con los contenedores y otras combinando los dos materiales. Pero parece que echamos en falta algo más ¿una tela quizás? ¡ Hemos acertado!. La introducción de este nuevo elemento multiplica las posibilidades de juego  y creatividad de los niños y niñas produciéndose arrastres, tapar y destapar, acumular distintas cantidades y moverlas en hacia un lado y al otro…Y surge un pequeño juego cooperativo donde los niños y niñas se ponen de acuerdo sobre cómo poner el papel en la tela, quien coge de los lados y como lanzarlo a lo alto.

El respeto a la acción libre y a los tiempos de exploración, el uso de materiales significativos, así como la confianza en los objetivos individuales de cada participante  y la mirada puesta en sus intereses, han contribuido a hacer de esta instalación  una experiencia única de diversión y creación.

Papel Triturado 4   Papel Triturado 1