Manifiesto en Barro

MANIFIESTO EN BARROManifiesto en barro

El laboratorio de experimentación artística contemporánea ARTEHABITADO vuelve a Espacios Familiares los 100 lenguajes el viernes 8 de febrero con un nuevo taller-instalación alrededor de la luz y el barro.

Para algunos, quizás los de menor edad, será la primera relación con este elemento tan ancestral y cercano a la vez, siempre evocador, que les pondrá en contacto con sensaciones y percepciones primigenias diferentes a otros materiales que hayan manipulado, despertando su asombro. La exploración y la creatividad se ponen en juego de manera natural cuando entran en contacto con este elemento, sobre todo en nuestra realidad cotidiana donde cada vez se hace más difícil jugar con la tierra y el agua de manera habitual como hicieran otras generaciones donde en el entorno se brindaba esta oportunidad de manera natural.

Para otros, quizás los de mayor edad, el barro se pondrá al servicio de la expresión emocional y artística convirtiéndose en una materia prima de disfrute e incluso terapéutica, en el sentido de las sensaciones relajantes que produce la interacción manual y en cómo de alguna manera, nos conecta con nuestro niño/a interior.

“Barro transitorio, inconsistente, esperando siempre su transformación”

Os recomendamos vivamente participar en este taller.

HORARIO:

  • 30 a 17.30 de 18 a 36 meses
  • 18 a 19 de 4 a 7 años

INSCRIPCIONES: espaciosfamiliares@los100lenguajes.com. Tel. 91 0178409

https://www.facebook.com/artehabitado

MANIFIESTO EN BARRO

El Maestro es el Niño

El maestro es el niño

EL MAESTRO ES EL NIÑO. Documental sobre la pedagogía Montessori

«¿De qué sirve transmitir el saber si se descuida el desarrollo total del individuo?»
María Montessori

Alexandre Mourot, director recién estrenado como padre, observa cómo su hija vive sus primeras experiencias en el mundo. Cuando llega el momento de matricularla en la escuela más cercana a su domicilio, decide comprobar cómo viven esta experiencia los niños de la clase de 3 a 6 años de la escuela Montessori más antigua de Francia y es allí donde decide realizar esta película. En el aula, muy acogedora, con flores, frutas y mucho material didáctico, los niños tienen total libertad para moverse y escoger sus propias actividades, trabajando de manera individual o en grupos en un ambiente calmado y tranquilo. El maestro ocupa un lugar muy discreto. Mientras un niño hace divisiones, otro duerme, otro lee, otros hacen pan, otros ríen.

María Montessori, a través de sus observaciones científicas, descubrió que respetando la personalidad de cada niño y ofreciéndole un lugar en el que pudiera desarrollar sus capacidades, éste conseguiría exteriorizar su creatividad y crearse unas bases sólidas para vivir con confianza y entusiasmo su vida de adulto. Así, en 1907, Montessori creó una escuela infantil en la que pudo elaborar un método pedagógico cuya repercusión fue notable en todo el mundo y que todavía hoy goza de un interés considerable.

Este documental invita al espectador a descubrir los principales conceptos de esta pedagogía y a observar cómo se aplican en la clase infantil en la que se hizo la grabación durante el año 2015.. Gracias a los 2255 mecenas, el documental salió en otoño 2017 en Francia y en 2018 llega a España.

Recogemos la opinión sobre este documental de Isaac Arias, formador Montessori y padre de Yull de 12 meses.

Alexandre Mourot ha realizado, bajo mi punto de vista, una labor didáctica mucho más allá de una bonita labor cinematográfica con su documental “El maestro es el niño” (2017).

Tener la oportunidad de disfrutarlo, enamorarse de las personas que lo pueblan, impregnarse de una visión práctica y eficaz, con gran humor y emoción, de la puesta en práctica en un ambiente del legado metodológico de María Montessori, supone una riqueza para cualquier persona que ya esté familiarizada o que le interese desde cualquier prisma, maternidad/paternidad, educación formal/informal… Para mí, con varios de estos prismas me ha supuesto un placer y un estímulo que me gustaría recomendar.

¿Qué podemos hacer para difundir este hermoso documental?

Isaac Arias

Formador Montessori

 

 

www.montessori-documental.org

Charla Juegos y Juguetes

El juego es una actividad muy seria e importante para los niños y las niñas, pero en la práctica pueden producirse algunas confusiones con otras actividades dirigidas por los adultos a las que también, de forma errónea se las llama juego.

Es posible que no esté suficientemente considerada su importancia en el desarrollo cognitivo, afectivo, emocional… en relación a otras actividades que el adulto propone para que los niños y niñas aprendan ciertos contenidos o adquieran ciertas destrezas.

Nos preguntamos:

¿Qué es el juego? ¿Qué importancia tiene el juego en la vida cotidiana de los niños y niñas  en  relación con otras actividades dirigidas por los adultos? ¿Disfrutan los niños y niñas de tiempos de calidad para el juego?

Apúntate y ven con tu hijo/a a la Charla de Juegos y Juguetes espaciosfamiliares@los100lenguajes.com

Precio: 15€

charla juego y juguetes

Regala Espacios Familiares

ESPACIOS FAMILIARES: 

UNA PROPUESTA PARA REGALAR

Bonos regalo de Espacios Familiares

Cuando entras en los Espacios Familiares el tiempo se para. Lo primero que escuchas es el móvil del reno con su suave sonido titilante que hace las delicias de los bebés cuando llegan y cuando se van.

Alguien te da la bienvenida y te pide que te quites los zapatos, no solamente por lo cómodo que seguro que estás (casi como en casa) sino porque el suelo también es un lugar de juego, quizás el más importante para los bebés que apoyan su espalda en él o persiguen un objeto gateando por la sala. Para los niños y niñas que caminan, estar descalzos les permite tomar más consciencia de los pasos que dan, les conecta con el suelo, la tierra y les ayuda a ser más precisos en sus movimientos, a fortalecer sus músculos. Desarrollan mejor la conexión neuronal motora corrigiendo los desequilibrios rápidamente. Los adultos les observamos cuando se suben al tobogán o a la pirámide donde acomodan sus pies a los escalones y nos damos cuenta día a día de la seguridad que adquieren.

Cada nuevo juego que inician (construcciones, mesa de arena, meter y sacar, insertar…) les permite conectar una parte de su cuerpo con el cerebro y desarrollar diferentes conexiones neurológicas ¿o quizás todas a la vez? Porque los niños y niñas son ante todo globalidad. Así en el juego disfrutan con todo su cuerpo, ponen toda su capacidad al servicio de un proyecto que solo ellos conocen.

Crecen, y les vemos disfrazarse y mirarse al espejo, llenar la cafetera y hacer como si lo echaran en los vasos, hacer circuitos imposibles por los que siempre descarrilan los trenes, coger los cuentos y ojearlos cada día como si fuera la primera vez que los vieran. Y es que sin duda cada día descubren algo nuevo.

Cuando son muy pequeños, descubren pronto las leyes de la gravedad con toda la variedad de objetos que hay repartidos en los cestos. Y cuando mantenerse en equilibrio ya no es una preocupación para ellos, dirigen la mirada hacia los objetos con los que empezar a imitar a los adultos y más tarde a simbolizar. Su mirada no tiene límites y llega hasta las estanterías más altas donde están aquellos materiales preciados con los que solo pueden jugar cuando está el adulto a su lado.

No pasa el tiempo por los Espacios, aquellos que hace algunos años no querían ni ponerse calcetines para no perderse ninguna de las sensaciones que pasara por sus pies y que necesitaban tener cerca la mirada segurizante de mama o papa, ahora disfrutan de quedarse solos en los Espacios. Es su lugar de refugio, donde el juego no tiene límites porque ya es también pensamiento. Donde se puede hacer de todo (lo que no comprometa la seguridad de los que juegan), donde cada elemento cobra una vida distinta al servicio de la creatividad infantil. Así, el tobogán se convierte en un barco pirata, la cama de los muñecos en hospital de campaña, los elementos de pscicomotricidad en una improvisada selva donde unos fantásticos aventureros encuentran peligros a su medida. El cucú-tras al que jugaban con una tela traslúcida cuando eran bebés ahora es el juego del escondite con todas sus reglas:” el que se la liga cuenta hasta diez… no vale meterse debajo del tobogán porque eso es casa”… Y crean un lenguaje común, que sólo ellos conocen. Porque ahora juegan juntos.

Atrás quedó el juego en solitario de los bebés o el juego en paralelo, tan importante para los inicios de la socialización con los iguales.  Ahora el juego es colectivo y se expande tanto como lo hace su imaginación. Los niños y las niñas se instalan en su juego como en un vida paralela donde expresan con su acciones y con su palabra lo que sienten y lo que son.

Seguimos descalzos, ellos jugando con imaginación pero con los pies en la tierra y nosotros observando, sintiendo en nuestra piel la emoción de cuando éramos niños y niñas y jugábamos como ellos.

Estáis todos invitados a vivir esta experiencia o a regalarla.

Ya sea acompañados por sus adultos de referencia, como ocurre en la propuesta de Espacios Familiares o solos, como es el caso de los mayores de 3 años en ¿Y Si Jugamos?, siempre contamos con propuestas de juego y relación en la que disfrutar un tiempo tranquilo y de calidad en compañía de profesionales que preparan el espacio con los materiales más adecuados a los intereses de los niños y niñas de estas edades.

Más información: http://los100lenguajes.com/bonos-regalo/

 

Bono regalo espacios familiares

¿Y SI JUGAMOS? Espacio para niños de 3 a 6 años

Y si jugamos

INICIAMOS NUEVO CURSO EN ¿Y SI JUGAMOS? espacio para niños de 3 a 6 años

Una PROPUESTA de Espacios Familiares donde el juego es un fin en sí mismo, dónde no se espera nada que no surja de los propios niños y niñas. En “Y si jugamos” lo importante es el proceso, las relaciones de complicidad y cooperación que se establecen y la participación activa de los que juegan. No hay normas que encorseten el juego, sino la libertad que da la creatividad.

Un TIEMPO para la acción, para imaginar y crear una realidad ficticia donde cada niña y cada niño puede ser lo que más le guste, para que surjan los proyectos individuales y grupales. Para cambiar los roles establecidos.

Un ESPACIO acompañado por dos maestras y preparado con materiales seleccionados que promueven un juego autónomo y a la vez compartido con otros. Que evoluciona con los niños y niñas que lo habitan, reflejando el modo en que cada uno de ellos concibe el mundo.

Un ENTORNO donde se respeta el juego genuino. Un lugar para vivir la infancia.

“Y si jugamos” es los miércoles de 17 a 19 en Espacios Familiares los 100 lenguajes. Ven a conocernos. La primera sesión es gratuita.

Y si jugamos

Espacios familiares Los 100 lenguajes

Acompañando a las familias desde una educación respetuosa en un espacio de juego y relación

Tras más de diez años de experiencia dedicadas a la infancia, la reflexión educativa y el análisis del entorno social que rodea nuestra práctica, creemos en la importancia que tiene para los niños y niñas la vivencia de sus emociones, sus descubrimientos y experiencias. Todo ello en un entorno rico en estímulos y acompañados de sus adultos de referencia, que les ofrecen la seguridad necesaria para ir construyendo su identidad.

Desde estos planteamientos hemos creado el proyecto de Espacios familiares Los 100 lenguajes. Ofrece por un lado, a los niños y niñas de entre 0 y 3 años, escolarizados y no escolarizados, un ambiente de juego y relación, organizado con espacios y materiales que responden a las necesidades de cada edad. Por otro lado, ofrece a sus familias un espacio en el que disfrutar observando el juego de sus hijos y un ambiente tranquilo donde compartir con profesionales y con otras familias sus inquietudes, interrogantes y experiencias en un clima de respeto.

CRECIENDO, espacio para niños de 2 años

creciendo

Abrimos la puerta, levantamos la persiana, nos quitamos los zapatos… Hacía un mes que no hacíamos estos gestos, que no realizábamos esta rutina, que no nos preparábamos para empezar una sesión de CRECIENDO.

Pero ya estamos aquí de nuevo.

Entramos en la sala.

Todo está como siempre: el mantel encima de la mesa, preparado para los niños y niñas que quieren desayunar (Cómo no acordarnos de las tostadas de Sara, Vera Marine y Jara, o de aquel bote de cola-cao que Carmen trajo un día ¡y nos duró todo el curso!), el rincón de la casita (allí Blanca y Mario les preparaban el último café a papá o a mamá antes de irse), los disfraces, el tobogán y la espaldera, las construcciones y por supuesto el rincón de los cuentos (todavía recordamos al papá de Vera Ordóñez contándole sus cuentos preferidos).

Si, está todo.

A ver… Un repaso rápido a las cajas sorpresa que nos ayudan a dar la bienvenida cantando. (Qué sorpresa la de Pablo cuando salía el cocodrilo, cómo le gustaba a Lucas el camión azul y si había piedras, Pelayo era el primero en cogerlas, y tras la canción, Elsa siempre nos recordaba que era el momento en el que las mamás y los papás se iban).

Cada uno encuentra rápidamente a qué jugar (Como Erik, Darío y Bárbara lo hacían en la mesa de arena, Mateo y Emma en el tobogán, Ainara con las muñecas…), enseguida se forma un grupito alrededor de los cuentos o se organiza un picnic en el escondite, y no faltan los emprendedores que montan los raíles para que pase el “tren de Matías” o un castillo con las construcciones.

Y de vez en cuando, alguna novedad: La mesa de luz, el supermercado, la arena mojada…

Entre juegos, canciones… llega el momento de la fruta al que añadimos siempre algún alimento más (¿Les gustarán este año a los nuevos niños y niñas los plátanos y las peras? Pronto lo sabremos). Pero lo importante no es la comida sino las relaciones que entorno a ella se crean, las largas conversaciones sobre los temas que ellos mismos sacan: un hermanito nuevo, la salida de fin de semana, el trabajo de mamá o papá… Y la colaboración espontánea que surge para quitar y poner la mesa. No paramos de sorprendernos de lo competentes que son.

Cada uno, en su momento de desarrollo, demuestra habilidades que surgen de su propio interés y del respeto por parte del adulto a “dejarles hacer”, sin meterles prisa, sin ayudarles, desde la confianza en sus capacidades.

creciendo

Las cuatro horas se nos pasan muy rápido en la observación de todo lo que acontece y en el acompañamiento individual de cada niño y cada niña, porque cada uno es singular y requiere una mirada y una palabra distinta. Pero aun así, casi siempre nos da tiempo a realizar una propuesta más de juego en el espacio contiguo (¿Qué hacemos ahora? -Seguirá preguntando Valentina-, ¡Tirar la torre ! -Que es lo que más le gusta a Elsa-).

Propuestas de psicomotricidad, música, arte, experimentación… donde cada uno es libre de participar o no y de utilizar los materiales según su propio proyecto; propuestas que enriquecen su pensamiento y les acercan al mundo de la cultura.

Todo está preparado para el juego. Energía e ilusión, renovadas.

Sin embargo, no podemos evitar un sentimiento de nostalgia al recordar las anécdotas de los doce niños y niñas que enriquecieron con sus juegos y descubrimientos este espacio el curso pasado. De la mano de sus familias, iniciaron nuevos apegos y conquistaron su propia autonomía; para ellas es nuestro agradecimiento, por su confianza y participación, y a los “peques”, les deseamos mucha felicidad en los nuevos espacios donde continúan su camino.

Abrimos la puerta, levantamos la persiana, nos quitamos los zapatos… Un pequeño hormigueo nos recorre las rodillas… Comenzamos el curso con la ilusión del que estrena y la incertidumbre del que sabe que cada día es diferente. Algunos como Valentina y Elsa continúan su proceso con nosotras, Luis y Telmo lo iniciaron el miércoles y otros comenzarán en unas semanas.

A todos, BIENVENIDOS A CRECIENDO.

creciendo

Horario de Espacios Familiares

¡¡Empieza el nuevo curso!!

Y Espacios Familiares abre sus puertas en septiembre, para recibir a los niños y niñas con sus familias que estén interesados en vivir una experiencia de relación, juego y experimentación.

Os presentamos el nuevo horario de espacios familiares con las propuestas que ofrecemos y que podréis elegir según la edad de vuestro hijo o hija y vuestras necesidades. Pinchando en el enlace podréis consultar el contenido y los precios. Si estáis interesados llamadnos y os informaremos sin ningún compromiso, y si queréis, podéis venir a conocernos y probar una sesión totalmente ¡¡gratis!!

¡¡Os estamos esperando!!

Espacios Familiares Los 100 Lenguajes
Francisco Abril 11, Madrid – 910 178 409

Horario espacios familiares

Campamento de Verano 2017

Campamento de Verano 2017

Ya está llegando julio, y con él nuestro Campamento de Verano 2017 en los Espacios Familiares para niños y niñas de 3 a 6 años que ya no tengan cole.

LOS LENGUAJE DEL ARTE

Proponemos un contexto de juego planificado que responda a los distintos intereses de los niños y niñas, combinado con propuestas de acercamiento al mundo de la cultura. Nos centraremos en los lenguajes artísticos, artes plásticas, la arquitectura, la literatura y la música, a través de las INSTALACCIONES.

Haremos salidas cotidianas al entorno cercano y dos días a la semana saldremos a descubrir espacios naturales y culturales, relacionados con el mundo de los lenguajes artísticos.

¿A qué esperas para conseguir tu plaza?

 

Campamento de Verano 2017

En la Biblioteca de Retiro

Conoce y vive la experiencia de los Espacios Familiares en la Biblioteca de Retiro. Una presentación vivencial.

Comparte un tiempo de juego con tus hijos/as junto a profesionales, en un espacio diferente, con materiales adecuados, donde podrán explorar, ampliar su capacidad autónoma, relacionarse y disfrutar.

Para familias con niños/as de 0 a 3 años

En la Biblioteca de Retiro