Adiós a una Etapa

Nuestra Escuela Infantil Los 100 lenguajes situada en la calle Puerto de la Cruz Verde, nº 13 ha cerrado sus puertas al finalizar el curso 18/19. 

Cerrar ha sido una decisión dolorosa basada en problemas de infraestructura ya que la motivación del equipo y la confianza de las familias en el proyecto siempre ha permanecido con una gran fuerza.

Desde que inició su andadura en el curso 2014/2015 La escuela infantil ha pretendido ser un espacio inclusivo, en el que cada niño y cada niña pudieran encontrar su lugar, desde su singularidad, acompañado por profesionales formados y comprometidos. Un espacio abierto, orientado por el respeto y la confianza plena en sus capacidades. Durante el tiempo transcurrido hemos compartido el proyecto con las familias que han formado parte cotidianamente de la vida de la escuela. 

Es por ello que, todo el equipo de los 100 lenguajes, queremos agradeceros que nos hayáis confiado “lo más preciado de vuestras vidas”. El vínculo generado por esta confianza mutua familia-escuela ha permitido que la experiencia haya sido la de un lugar familiar, de relación, de comunicación, de compartir y de construir cotidianamente. GRACIAS

También agradecemos a los niños y niñas que han pasado por la escuela que nos hayan ayudado a conocer mejor a la pequeña infancia, a ser más conscientes de sus grandes capacidades, de su competencia para construir su identidad y de la necesidad de ser escuchadas y respetadas por las personas adultas con los que se encuentran. GRACIAS

Agradecer también a las compañeras que han formado parte del equipo educativo. Hemos construido y compartido la pedagogía de la vida cotidiana, que toma al niño y a la niña en su globalidad y tiene en cuenta que la educación en la primera infancia se juega en los más pequeños detalles, en la escucha, en el tacto y en el contacto, en la palabra que ofrecemos…GRACIAS 

Nuestro más sincero agradecimiento igualmente a todas las personas que han contribuido a que este proyecto haya sido realidad, en especial a las familias cooperativistas que creyendo que “otra educación era y es posible” trabajaron y trabajamos conjuntamente para conseguirlo. GRACIAS. 

Nuestro proyecto educativo basado en acompañar a la infancia confiando en sus posibilidades, sigue desarrollándose en los Espacios Familiares los 100 lenguajes, situados en la calle Francisco Abril nº 11 y en la Escuela Infantil Municipal Las Nubes, ambos gestionados por la cooperativa No me bajo de las nubes. ¡Nos seguiremos encontrando!

Conoce la Escuela Los 100 Lenguajes

Conoce la Escuela Los 100 Lenguajes
Una escuela respetuosa llena de oportunidades y experiencias.
Si tu hijo/a tiene 1 año o va a cumplirlo y estás interesado, escríbenos, llama o ven a conocerla, se han quedado 2 PLAZAS LIBRES!!
Correo: escuela@los100lenguajes.com
Teléfono: 91 007 26 15
Dirección: Puerto de la Cruz Verde 11, Madrid

Instalación en el Matadero

Instalación en el Matadero

El miércoles, 21 de Junio, tras un tiempo de preparación y reflexión, las familias de la Escuela Los 100 Lenguajes nos lanzamos a una nueva aventura. Propusimos una instalación en el Matadero,  con vasos de colores y papel de diferente tipo (papel de caja registradora, papel higiénico y serpentina). 
La semilla de la escuela germinó en nuestro interior haciendo crecer las ganas de continuar jugando, seguir en relación y buscar provocaciones para nuestras criaturas que inviten al juego, a la puesta en juego.
Se trataba de jugar libremente. Experimentar, crear, hacer lo que cada quien quiera con la única norma de no dañar ni dañarnos. La propuesta se presentó cuidando la estética, es decir, una invitación al juego desde una creación que invita a jugar, a sumergirse en la experiencia. 
Ha sido un momento privilegiado para observar la vida misma simbolizada a través del juego. Han experimentado con los límites, respetándolos, pisándolos, rodeándolos…mediante un elemento tangible (pufs y cojines, principalmente). La posibilidad de mover esos límites, jugar con ellos, y poder crear lo que quisieran con estos límites simbólicos ha sido espectacular.
Han probado sensaciones corporales envolviéndose con el papel, corriendo mientras buscaban tener el papel enrollado en sus tobillos, experimentando una cierta resistencia en su carrera…
Experimentaron con la fragilidad, resistencia y propiedades de los materiales…
Quien lo necesitó, buscó un lugar más apartado para elaborar otro juego donde el papel simbolizaba el agua. O recrear el orden a través de la alineación del papel.
Hubo quien recopiló vasos, los apiló… incluso quien creó su propia propuesta de instalación.
Descubrieron que los vasos, si se ponen al revés, se convierten en elementos sobre los que poder caminar. Y perder el equilibrio. Caer. Levantarse…
Se produjeron momentos de eclosión, otros de retirada, y luego una vuelta al espacio de juego…
Ha habido caos (tan necesario) y orden (importante también).
Juego colectivo, juego de alianzas, juego solitario… JUEGO…
Los vasos rotos en la papelera también tuvieron su papel y propiciaron acercamientos como de despedida… incluso algunos vasos desechados volvieron al lugar del que venían…
Cuánta diversidad, cuánta riqueza…
Cada criatura creando, sintiendo, buscando y conquistando su espacio, entrando, saliendo…
Risas. Llantos. Encuentros, desencuentros… El juego es la vida, la vida se juega. El juego, sin duda, es algo profundo. Un momento para SER.

Instalación en el Matadero

PUERTAS ABIERTAS

El martes 21 de marzo tendrá lugar en la Escuela Los 100 Lenguajes la jornada de puertas abiertas sobre las 17:30h de la tarde. Este día podréis visitar la escuela, así como las aulas, donde os contaremos nuestro proyecto educativo, la organización de centro y podréis preguntar vuestras dudas.

puertas abiertas

Mesa de Luz

mesa de luz

El aula esta distinta esta mañana… no se ve… la oscuridad ha invadido el espacio y el silencio sólo es roto por los sonidos de admiración y sorpresa de los niños al entrar en ella.
Pequeños focos de luz permanecen estáticos en el ambiente y cada uno se dirige hacia el que mas le llama la atención.

Algunos optan por una pequeña mesa de luz con materiales de colores de diferentes tamaños y formas, los alinean, clasifican por colores, inventan historias en donde aparecen autobuses, cocinan diferentes platos, hablan de los efectos de la luz sobre los distintos objetos.

Otros descubren animales pegados a un palo que aparecen debajo de un foco azul, al levantarlos descubren como hacen “sombra”, deciden acercarlos y alejarlos “es grandeeee, es pequeñooooo”, narran pequeñas historias, el pájaro no puede volar, el león se come al burro.
Siguen investigando el espacio y descubren una pequeña mesa con linternas…las utilizan para enfocar aquellas zonas q reconocen como nuestro espacio cotidiano
Jugar en la oscuridad durante estas edades ayuda a superar momentos de inseguridad y miedo producidos por la transformación.

Esta experiencia que acabamos de relatar se ha producido gracias a un elemento muy singular que hemos introducido en el aula, LA MESA DE LUZ.

La mesa de luz es un recurso que hemos descubierto gracias a las escuelas infantiles de Reggio Emilia. Loris Malaguzzi pedagogo y creador de este reconocido proyecto del norte de Italia, tenía una imagen de niño como capaz, competente, curioso, con un gran interés por descubrir el mundo, constructor de su propios aprendizajes, siempre que tenga a su lado un adulto que acompañe sus procesos. Con esta mirada a la infancia realizó una  investigación muy importante sobre la influencia del ambiente en la construcción de los aprendizajes, creando y recuperando para la escuela muchos recursos que plantearan retos creativos, imaginativos, cognitivos,… a los niños y niñas alejándose de los recursos de la escuela tradicional.

La mesa de luz es  muy interesante por sus propiedades estéticas y por su capacidad de generar experiencia estética, invita a los niños a realizar un proceso creativo con la luz. Surge la sorpresa, el interés, la atención, la concentración, y la sensibilidad por lo artístico,  porque la luz transforma los objetos, transforma el ambiente, ofrece a los niños la transformación del ambiente cotidiano,  y la oportunidad de expresarse con otro de sus 100 lenguajes.

mesa de luz

 

El Día del Libro y el Cuento

 

el día del libro y el cuento

EL DÍA DEL LIBRO Y EL CUENTO, UNA EXPERIENCIA COMPARTIDA

El Día del Libro es una fecha en la que recordar y recordarnos la importancia de los libros de cuentos en las primeras edades. En la Escuela Infantil Los 100 Lenguajes cada año celebramos esta fecha como una ocasión más de propiciar en los niños y niñas y en sus familias el acercamiento a los buenos libros para la Primera Infancia.
Las familias forman parte de la escuela, comparten el proyecto educativo y lo enriquecen con su participación activa. Este curso, como tantos otros,  en el aula de 1-2 las familias que han querido se han ofrecido para hacer de cuentacuentos. Los niños y niñas los han esperado con gran expectación y curiosidad por escuchar la historia que cada familia traía para narrar.

Los libros son elegidos conjuntamente entre las educadoras y las familias, seleccionados de entre los que sus hijos e hijas tienen en casa y ofrecen con generosidad para el disfrute de sus compañeros. Es importante una mínima preparación conjunta para ofrecer a los niños y niñas una experiencia de calidad, ajustada a sus intereses.
Ha sido una experiencia vivida con mucha emoción por parte de familias y de los niños y niñas. Es una oportunidad para ambos de disfrutar de “la palabra arropada de afecto y concebida como el otro alimento fundamental del niño (Federico Martín)”. La palabra convertida en narración, constituyendo un momento literario  con cuentos que les hablan del aquí, de lo conocido, de lo que pueden imaginar, todavía su pensamiento no es simbólico, están elaborando el aquí y el yo, y no se pueden trasladar a los cuentos del “Erase una vez”. Con estos cuentos que asombran a los niños y niñas, por la palabra, la imagen, el tono de voz, el ritmo… están comprendiendo el mundo que les rodea.

Las familias han vivido el momento con nerviosismo, ilusión, curiosidad, como un reto pero todas agradecían la oportunidad de vivir la experiencia de formar parte de un momento mágico en el aula. Las caras de atención y expectación de los niños y niñas al descubrir las historias que se contaban hacía que el ambiente fuera muy especial.
El cuento es una de las bases para el desarrollo intelectual del niño, a través del cuento  amplían su vocabulario, se estimula su memoria, la capacidad de percepción y comprensión y con ello sus ganas de expresarse. Es un recurso muy importante para ayudar al niño a aprender a gestionar las emociones.

Ha sido emocionante ver cómo cada familia, comprometida con la experiencia, acompañaba la narración del cuento del cuento con diferentes recursos, muy útiles para ayudar a los niños y niñas a comprender y a vibrar con cada encuentro en torno al cuento. Algún papá se convirtió en el “Monstruo de  Colores”, otros utilizaron el cambio de voz para representar a los distintos personajes, o para cantar por ejemplo el libro ¿Le pondremos un bigote?, o trajeron a los personajes protagonistas de la historia, por ejemplo el Tigre Seti, o una gallina para acompañar el cuento de las 10 Gallinas,… otros trajeron un instrumento musical… Después de la narración los niños y niñas pudieron pintarse de su personaje preferido…

La experiencia ha muy sido enriquecedora, entre todos hemos ofrecido a los niños y niñas oportunidades en las que la creatividad, la expresividad, la comunicación a través de la palabra y enriquecida con otros recursos de despertar el amor a los libros.

el día del libro y el cuento

 

Criterios para Elegir una Escuela

criterios para elegir una buena escuela infantil

Llega el momento para las familias de los niños y niñas de cero a tres años, de tomar decisiones en relación a la escolarización de sus hijos/hijas, se aproxima la apertura de plazos para solicitar plaza para el próximo curso.
Cuando una familia decide escolarizar a su hijo o hija en una escuela infantil, la siguiente cuestión difícil de resolver es qué escuela solicitar que cumpla con sus expectativas. Ahí comienza una ingente peregrinación por las puertas abiertas de las escuelas, escuchando, mirando, intuyendo, decepcionándose o entusiasmándose… en busca de la mejor escuela para sus criaturas.
Es una decisión importante porque estamos en una etapa fundante para el desarrollo de las personas, por tanto no da igual el contexto en el que se produce, por eso no es lo mismo una “buena” escuela que una “mala” escuela. Son niños muy pequeños que pasan horas en una institución, en un momento en el que su cerebro, y sus emociones son extraordinariamente plásticos.

Pero ¿cuáles son los criterios para elegir una escuela con un proyecto educativo real que nos permiten diferenciar una buena escuela de otra que no lo es? ¿Qué condiciones se tienen que dar para que la experiencia en una escuela infantil para un niño y una niña de cero a tres años y su familia sea una experiencia significativa?
Una escuela infantil tiene que ser un lugar creado y pensado para responder a todas las necesidades de los niños y niñas, afectivas, motrices, comunicativas, cognitivas,… reconocer y respetar sus derechos, el derecho al juego, a la relación, a desarrollarse a su propio ritmo (sin prisas ni sobreestimulaciones), a actuar de acuerdo a su propia iniciativa, y a que sea respetada.
Algunos aspectos a tener en cuenta:

ACOGIDA

La acogida ¿nos trasmite familiaridad, afecto, sensación de bienestar, un lugar confortable semejante a un hogar o un lugar institucional, en el que resaltan fundamentalmente las normas que rigen dicha institución?
¿La entrada a la escuela refleja la identidad del centro? ¿Produce una sensación personal y original que la distingue de otras escuelas?
El ambiente general es muy importante, porque es el ambiente el que sostiene todas las actividades, favorece los descubrimientos de los niños y las relaciones con otros. Por eso es importante observar si dentro del ambiente general encontramos lugares para que los niños puedan explorar, descubrir, encontrarse con otros para aprender a cooperar y convivir.

LOS NIÑOS TIENEN DERECHO A CRECER EN LUGARES CUIDADOS Y AGRADABLES, lejos de los dibujos infantilizados (Walt Disney, reproducciones de la realidad realizados por la educadora, dibujos…) y sí con reproducciones de obras de arte, fotografías… La armonía en los colores para favorecer la serenidad, la tranquilidad sin caer en la saturación cromática.
¿Cómo son los pasillos del centro, hay propuestas para los niños? ¿la entrada de la escuela permite a las familias permanecer en el centro porque dispone de lugares para quedarse?
¿Hay un clima personalizado, hay imágenes de las experiencias y procesos que viven los niños dentro de la escuela? ¿Hay fotos para identificar sus cosas personales?
Es necesario en la Primera Infancia un clima tranquilo, sereno, de disfrute, en definitiva un respeto a los tiempos de los niños/as. ¿Se transmite mucha prisa con horarios muy marcados y muy rígidos? O ¿se habla de flexibilidad y respeto a los ritmos personales?

PROFESIONALES

FORMACIÓN

Profesionales: formación/titulación, experiencia y formación continua. Estamos en una profesión poco valorada pero muy delicada, para poder ser profesionales competentes en la educación infantil, diseñar contextos de aprendizaje, reconocer las características particulares de cada niño y niña y saber dar una respuesta ajustada a cada uno, observar y respetar los ritmos de los niños y niñas, exige tener una formación de educadores o maestros especialistas en educación infantil y estar en formación continua.

ESTABILIDAD

Existen dentro del sector, debido a la privatización de la escuela pública y las características de la privada, condiciones laborales y salariales que hacen que existan cambios constantes en los profesionales, lo cual incide en la calidad de los vínculos afectivos que se establecen con los niños y niñas y que, en este ciclo deben ser vínculos fuertes y estables.

TRABAJO EN EQUIPO

Un proyecto común solo puede ser real si es construido y revisado por un equipo educativo. Es importante conocer si hay trabajo en equipo porque es lo que da coherencia y solidez al proyecto. La inestabilidad laboral dificulta gravemente el trabajo en equipo.

PROPUESTAS EDUCATIVAS DENTRO DE LAS AULAS

La escuela infantil tiene que dar respuesta real a todas las necesidades de los niños y niñas: cognitivas, motrices, emocionales… dando la misma importancia a todos los ámbitos de desarrollo, nada es banal, nada es rutina en la vida de los niños y niñas en 0-3 años. Los hábitos de vida cotidiana: la alimentación, la higiene y el sueño son momentos privilegiados de relación personal y única con la educadora, en los que se construye un vínculo afectivo fuerte y seguro entre el niño y la profesional que les permite abordar desde la seguridad otros aprendizajes. Ocupan un lugar importante en el día a día de la escuela. Cuanto más pequeño es el niño o niña deben ser realizados de manera más personalizada (no debe darse de comer a los ocho bebés a la vez, sentándolos o inmovilizándolos en sus tronas o hamacas).

¿Cómo comen los bebés individual o colectivamente?, ¿Se facilita la participación de los niños y niñas en el desarrollo de los hábitos de vida cotidiana? ¿Pueden decidir sobre sus gustos y cantidades de comida? o ¿hay una cantidad estándar para todos? ¿qué tiempos se ofrece a los niños, el mismo para todos o ajustados a sus ritmos?
El nivel de autonomía y las características propias de cada edad son los criterios que marcan las diferencias en la organización de las diferentes aulas. ¿Hay evolución en las propuestas de juego que ofrecen las aulas de bebés respecto a la de 1-2 y de ésta en relación a la de 2-3?
La organización de los espacios de las aulas debe ser respetuosa con la actividad y los procesos educativos de los niños. Es aconsejable que estén distribuidas en distintas zonas de juego autónomo para que los niños y niñas puedan seleccionar aquellos objetos y materiales con los que quieren jugar y que les permiten hacer sus propios descubrimientos a través de su acción libre y autónoma basada en su interés personal. Solo a través de la acción construye el pensamiento.

Los espacios exteriores tienen que ofrecer distintos tipos de juego para potenciar los aprendizajes en un entorno abierto. ¿se ofrecen propuestas diversas para que los niños puedan experimentar: espacios con arena, plantas, piedras, arboles, agua…,?, ¿lugares para trepar, esconderse, construir, correr…?
Los materiales que se encuentren los niños en esas zonas cuanto más variados sean más rica será la acción que desarrollen: variados en texturas: tela, madera, cristal, … abiertos en las acciones que proponen, los niños y niñas pueden crear e inventar con ellos (si sólo se ofrecen “juguetes didácticos” normalmente de plástico, de apretar botones,… se cierran las posibilidades creativas). Los objetos de la vida cotidiana y los materiales naturales: tierra, el agua, el barro, la luz,… son una fuente investigación: sonido, forma, tamaño, la temperatura, la textura.

Las propuestas abiertas, ricas, variadas y pensadas para las características de cada edad. Propuestas que les incorporen en el mundo de la cultura: arte, música, literatura, la ciencia y por supuesto el movimiento libre y autónomo en la Sala de Psicomotricidad y en cada aula, como base de su construcción personal.
La actividad dirigida y centrada en hacer fichas más que en la manipulación y exploración, se observa cuando el aula está invadida por mesas y sillas, todo el material muy ordenado y clasificado pero nada a la altura de los niños y niñas. Solo juegan con lo que el adulto decide.

El concepto que tiene la institución sobre como son los niños y cuáles son sus necesidades marca el modelo educativo que ofrece el centro. Si se piensa que el niño es un sujeto de derechos, una persona con capacidades para percibir, moverse, relacionarse con el entorno, y estas capacidades le permiten observar y actuar en él, de acuerdo a sus posibilidades e iniciativas, porque son competentes para ello. O por el contrario pensar en los niños como recipientes vacíos que los adultos tenemos que llenar porque los niños no saben y no pueden. La primera opción permitirá a los niños y niñas construir con su acción sus propios conocimientos y al adulto respetar su iniciativa y acompañar sus procesos, y en el caso de la segunda opción, el adulto dirige y los niños hacen, aprenden por adiestramiento.

FAMILIAS

TRANSPARENCIA

La escuela debe ser una institución acogedora, permitiendo una acceso abierto, organizado y cotidiano de las familias. No es pertinente en las escuelas infantiles, donde se acoge a niños y niñas en sus primeros años de vida, restringir el acceso a las familias utilizando distintas estrategias que no permiten que éstas acompañen a sus hijos e hijas (excusas de los profesionales: se ponen nerviosos los niños, están en actividad y se distraen,… las cuales en el mejor de los casos indican falta de seguridad de esas educadoras/es, y el peor, algo que esconder). Las familias tienen derecho a observar como sus hijos se relacionan, disfrutan y aprenden en otro contexto que no es el familiar. Y por supuesto tienen derecho a despedirse tranquilamente de su hijo e hija, a hacer el transito casa-escuela ofreciendo el tiempo que el niño/a necesita.
La escuela es un lugar de comunicación, reflexión y formación, es necesario que se hayan establecido cauces para que las familias puedan expresar las dudas, incertidumbres, certezas expectativas,… con otras familias y profesionales: tertulias, escuela de padres, … en un clima de cordialidad, respeto y confianza mutua.

COMUNICACIÓN DIARIA

Comunicación con la familia debe ser diaria, verbal y escrita, y sobre todo individual respetando la intimidad de cada criatura. Las informaciones relativas a su persona deben estar reservadas de las posibles miradas de otros, por tanto no deben estar expuestas públicamente (cómo ha comido, dormido…)

Las Ventanas de la Escuela

las ventanas de la escuelaHoy en el aula de 2-3, ¡ha ocurrido algo mágico! Un grito de asombro ha llamado nuestra atención. Uno de los niños del aula ha descubierto que mirando los objetos colocados en las ventanas de la escuela el mundo se veía de diferentes formas y colores: los árboles son rojos, el suelo verde, los papás y mamás amarillos… Aceptando su invitación, hemos acudido a observar lo que allí ocurría. Unos movían sus ojos pasando del color al no color, otros lo observaban desde lejos, otros decían que los papás no eran amarillos, entablando así conversaciones de todo tipo en donde las hipótesis de lo que allí estaba ocurriendo brillaban en su máximo esplendor.

La decoración de las cristaleras suscitan y permiten tener una visión de lo que pasa en el mundo exterior, desde la perspectiva que da la seguridad de un espacio conocido, en donde el niño puede transformar la percepción de la realidad e imaginar que los objetos que están en el otro lado pueden tener diversas formas y colores, creando historias sobre ello, favoreciendo la imaginación     y creatividad de un mundo nuevo que comienzan a descubrir.

las ventanas de la escuelalas ventanas de la escuelalas ventanas de la escuela