CRECIENDO, espacio para niños de 2 años

creciendo

Abrimos la puerta, levantamos la persiana, nos quitamos los zapatos… Hacía un mes que no hacíamos estos gestos, que no realizábamos esta rutina, que no nos preparábamos para empezar una sesión de CRECIENDO.

Pero ya estamos aquí de nuevo.

Entramos en la sala.

Todo está como siempre: el mantel encima de la mesa, preparado para los niños y niñas que quieren desayunar (Cómo no acordarnos de las tostadas de Sara, Vera Marine y Jara, o de aquel bote de cola-cao que Carmen trajo un día ¡y nos duró todo el curso!), el rincón de la casita (allí Blanca y Mario les preparaban el último café a papá o a mamá antes de irse), los disfraces, el tobogán y la espaldera, las construcciones y por supuesto el rincón de los cuentos (todavía recordamos al papá de Vera Ordóñez contándole sus cuentos preferidos).

Si, está todo.

A ver… Un repaso rápido a las cajas sorpresa que nos ayudan a dar la bienvenida cantando. (Qué sorpresa la de Pablo cuando salía el cocodrilo, cómo le gustaba a Lucas el camión azul y si había piedras, Pelayo era el primero en cogerlas, y tras la canción, Elsa siempre nos recordaba que era el momento en el que las mamás y los papás se iban).

Cada uno encuentra rápidamente a qué jugar (Como Erik, Darío y Bárbara lo hacían en la mesa de arena, Mateo y Emma en el tobogán, Ainara con las muñecas…), enseguida se forma un grupito alrededor de los cuentos o se organiza un picnic en el escondite, y no faltan los emprendedores que montan los raíles para que pase el “tren de Matías” o un castillo con las construcciones.

Y de vez en cuando, alguna novedad: La mesa de luz, el supermercado, la arena mojada…

Entre juegos, canciones… llega el momento de la fruta al que añadimos siempre algún alimento más (¿Les gustarán este año a los nuevos niños y niñas los plátanos y las peras? Pronto lo sabremos). Pero lo importante no es la comida sino las relaciones que entorno a ella se crean, las largas conversaciones sobre los temas que ellos mismos sacan: un hermanito nuevo, la salida de fin de semana, el trabajo de mamá o papá… Y la colaboración espontánea que surge para quitar y poner la mesa. No paramos de sorprendernos de lo competentes que son.

Cada uno, en su momento de desarrollo, demuestra habilidades que surgen de su propio interés y del respeto por parte del adulto a “dejarles hacer”, sin meterles prisa, sin ayudarles, desde la confianza en sus capacidades.

creciendo

Las cuatro horas se nos pasan muy rápido en la observación de todo lo que acontece y en el acompañamiento individual de cada niño y cada niña, porque cada uno es singular y requiere una mirada y una palabra distinta. Pero aun así, casi siempre nos da tiempo a realizar una propuesta más de juego en el espacio contiguo (¿Qué hacemos ahora? -Seguirá preguntando Valentina-, ¡Tirar la torre ! -Que es lo que más le gusta a Elsa-).

Propuestas de psicomotricidad, música, arte, experimentación… donde cada uno es libre de participar o no y de utilizar los materiales según su propio proyecto; propuestas que enriquecen su pensamiento y les acercan al mundo de la cultura.

Todo está preparado para el juego. Energía e ilusión, renovadas.

Sin embargo, no podemos evitar un sentimiento de nostalgia al recordar las anécdotas de los doce niños y niñas que enriquecieron con sus juegos y descubrimientos este espacio el curso pasado. De la mano de sus familias, iniciaron nuevos apegos y conquistaron su propia autonomía; para ellas es nuestro agradecimiento, por su confianza y participación, y a los “peques”, les deseamos mucha felicidad en los nuevos espacios donde continúan su camino.

Abrimos la puerta, levantamos la persiana, nos quitamos los zapatos… Un pequeño hormigueo nos recorre las rodillas… Comenzamos el curso con la ilusión del que estrena y la incertidumbre del que sabe que cada día es diferente. Algunos como Valentina y Elsa continúan su proceso con nosotras, Luis y Telmo lo iniciaron el miércoles y otros comenzarán en unas semanas.

A todos, BIENVENIDOS A CRECIENDO.

creciendo

Horario de Espacios Familiares

¡¡Empieza el nuevo curso!!

Y Espacios Familiares abre sus puertas en septiembre, para recibir a los niños y niñas con sus familias que estén interesados en vivir una experiencia de relación, juego y experimentación.

Os presentamos el nuevo horario de espacios familiares con las propuestas que ofrecemos y que podréis elegir según la edad de vuestro hijo o hija y vuestras necesidades. Pinchando en el enlace podréis consultar el contenido y los precios. Si estáis interesados llamadnos y os informaremos sin ningún compromiso, y si queréis, podéis venir a conocernos y probar una sesión totalmente ¡¡gratis!!

¡¡Os estamos esperando!!

Espacios Familiares Los 100 Lenguajes
Francisco Abril 11, Madrid – 910 178 409

Horario espacios familiares

Instalación en el Matadero

Instalación en el Matadero

El miércoles, 21 de Junio, tras un tiempo de preparación y reflexión, las familias de la Escuela Los 100 Lenguajes nos lanzamos a una nueva aventura. Propusimos una instalación en el Matadero,  con vasos de colores y papel de diferente tipo (papel de caja registradora, papel higiénico y serpentina). 
La semilla de la escuela germinó en nuestro interior haciendo crecer las ganas de continuar jugando, seguir en relación y buscar provocaciones para nuestras criaturas que inviten al juego, a la puesta en juego.
Se trataba de jugar libremente. Experimentar, crear, hacer lo que cada quien quiera con la única norma de no dañar ni dañarnos. La propuesta se presentó cuidando la estética, es decir, una invitación al juego desde una creación que invita a jugar, a sumergirse en la experiencia. 
Ha sido un momento privilegiado para observar la vida misma simbolizada a través del juego. Han experimentado con los límites, respetándolos, pisándolos, rodeándolos…mediante un elemento tangible (pufs y cojines, principalmente). La posibilidad de mover esos límites, jugar con ellos, y poder crear lo que quisieran con estos límites simbólicos ha sido espectacular.
Han probado sensaciones corporales envolviéndose con el papel, corriendo mientras buscaban tener el papel enrollado en sus tobillos, experimentando una cierta resistencia en su carrera…
Experimentaron con la fragilidad, resistencia y propiedades de los materiales…
Quien lo necesitó, buscó un lugar más apartado para elaborar otro juego donde el papel simbolizaba el agua. O recrear el orden a través de la alineación del papel.
Hubo quien recopiló vasos, los apiló… incluso quien creó su propia propuesta de instalación.
Descubrieron que los vasos, si se ponen al revés, se convierten en elementos sobre los que poder caminar. Y perder el equilibrio. Caer. Levantarse…
Se produjeron momentos de eclosión, otros de retirada, y luego una vuelta al espacio de juego…
Ha habido caos (tan necesario) y orden (importante también).
Juego colectivo, juego de alianzas, juego solitario… JUEGO…
Los vasos rotos en la papelera también tuvieron su papel y propiciaron acercamientos como de despedida… incluso algunos vasos desechados volvieron al lugar del que venían…
Cuánta diversidad, cuánta riqueza…
Cada criatura creando, sintiendo, buscando y conquistando su espacio, entrando, saliendo…
Risas. Llantos. Encuentros, desencuentros… El juego es la vida, la vida se juega. El juego, sin duda, es algo profundo. Un momento para SER.

Instalación en el Matadero
Campamento de Verano 2017

Campamento de Verano 2017

Ya está llegando julio, y con él nuestro Campamento de Verano 2017 en los Espacios Familiares para niños y niñas de 3 a 6 años que ya no tengan cole.

LOS LENGUAJE DEL ARTE

Proponemos un contexto de juego planificado que responda a los distintos intereses de los niños y niñas, combinado con propuestas de acercamiento al mundo de la cultura. Nos centraremos en los lenguajes artísticos, artes plásticas, la arquitectura, la literatura y la música, a través de las INSTALACCIONES.

Haremos salidas cotidianas al entorno cercano y dos días a la semana saldremos a descubrir espacios naturales y culturales, relacionados con el mundo de los lenguajes artísticos.

¿A qué esperas para conseguir tu plaza?

 

Campamento de Verano 2017

PUERTAS ABIERTAS

El martes 21 de marzo tendrá lugar en la Escuela Los 100 Lenguajes la jornada de puertas abiertas sobre las 17:30h de la tarde. Este día podréis visitar la escuela, así como las aulas, donde os contaremos nuestro proyecto educativo, la organización de centro y podréis preguntar vuestras dudas.

puertas abiertas

Talleres de Marzo

El mes de la Primavera ha llegado, y con él los Talleres de Marzo!!

La luz negra es mágica, a todos fascina, y es por eso que hemos decidido repetirla el sábado 4. Son muchas las familias que se han quedado sin descubrir todas sus posibilidades, pero estáis a tiempo todavía.

El segundo taller que realizaremos será de Despertar Musical el día 11, con las dos sesiones de siempre, para pequeños y mayores, esta vez estará dedicado a las cajas.

Acordaos de apuntaros en talleres@los100lenguajes.com

talleres de marzo

Talleres de Febrero

¡¡Llega el mes del Carnaval!! y con él los Talleres de Febrero.

La luz negra es un gran recurso mágico para los niños donde descubren las posibilidades de una luz que se reflecta, que ilumina la ilusión y el descubrimiento de los niños y niñas, es por ello que este mes volvemos a repetir el taller. También y, como viene siendo tradición, nuestro “Carnaval de los Animales” de Saints Saëns en el taller de Despertar Musical, donde los animales cobran vida con las distintas melodías.

¡¡Disfrutadlos!!

Talleres de febrero

Las Necesidades de los niños para construir el Vínculo

Las necesidades de los niños para construir el vínculo

¿CUÁLES SON LAS NECESIDADES DE LOS NIÑOS PARA CONSTRUIR EL VÍNCULO?

Acabábamos nuestra anterior entrada al blog CONSTRUIR EL VÍNCULO AFECTIVO MADRE-HIJO con esta pregunta a que vamos a intentar esbozar alguna respuesta.

Los niños y niñas cuentan con los recursos suficientes como para hacer por sí mismos, si se lo permitimos muchas más cosas de lo que podríamos suponer: mueve libremente sus brazos y piernas, gira la cabeza, percibe sonidos  y reconoce la voz, los olores de su madre, aprende que sus manos le pertenecen, que puede tomar y soltar, sacudir, frotar, golpear… que sus movimientos producen efectos sobre los objetos… y es de este modo como va explorando y haciendo suyo el mundo que le rodea, experiencias imprescindibles para conocerse y construirse a sí mismo, experimentar sus posibilidades de acción y descubrir. Es por esta razón que necesita que los adultos le permitamos y le facilitemos momentos de separación, de encuentro consigo mismo, de acción autónoma.

Es indudable que el contacto aporta un marco de seguridad muy necesario para que la acción autónoma sea posible. Pero no solo es importante el contacto corporal, hay otras maneras igualmente importantes para los niños y niñas: la intermediación de la palabra, la mirada, el tacto… la presencia sincera, la disponibilidad (“estoy aquí para ti, te estoy escuchando”).

Los niños y niñas necesitan la dualidad de la proximidad y la distancia, necesitan momentos de estar con la estrecha presencia de los progenitores y momento separación (relativa) para emprender la acción autónoma.

La función materna es también facilitar los medios para que el niño-a pueda construir  su identidad, haciendo sentir la presencia de su figura fundamental de referencia pero construyendo la distancia, es decir permitiendo tiempos de relación consigo mismo, con los objetos y con otras personas de su mundo próximo.

Dice Winnicot que es la manera en la que la madre expresa el amor en la forma más elevada: “no te quiero porque eres un bien para mi, quiero tu bien

Por tanto ENTENDEMOS:

  • El niño es una persona desde el momento del nacimiento, no es una prolongación de sus padres ni un proyecto de adulto, sino un ser completo que vive intensamente cada momento evolutivo por el que va transitando. Completo porque en cada uno de los estadios de su desarrollo tiene iniciativas, competencias (capacidad de hacer cosas por sí mismo), gustos y preferencias, deseos, necesidades y tiempos propios.
  • El niño/a necesita un adulto que le quiera y que esté disponible, y le permita vivirse también como ser independiente, porque cuanto mayor cantidad y calidad de huellas positivas, placenteras, se instituyan en el psiquismo temprano del niño más armónico será su desarrollo.

Estar disponible no significa estar todo el tiempo con el niño-a, significa también:

  • Respetar sus tiempos personales de maduración, no estar permanentemente estimulando para que acelere sus ritmos y crezca muy rápido, muy inteligente, muy…. Esto no quiere decir que estemos diciendo que los estímulos que ofrecemos a los niños-as a través de música, teatro… no sean positivos, sólo que en estas edades es condición imprescindible para su desarrollo, permitir su acción autónoma.

En general no se otorga suficiente importancia a la actividad independiente de las criaturas, es frecuente pensar que para ser buenos padres hay que estar siempre junto al niño-a, con la obligación de hacer algo con él todo el tiempo. No se creen importantes los descubrimientos que hace por sí mismo. Porque quizá todavía están por descubrir, en la sociedad, en las familias, las grandes capacidades que tienen los niños y niñas. Muchas veces y siempre desde querer “ofrecer lo mejor” a nuestro hijo-a estamos impidiendo (de muchas maneras) que los niños-as actúen por sí mismos (le tenemos “en brazos” todo el tiempo porque pensamos que es la manera de que establezca un buen vínculo, o que es lo que necesita en este momento…). Y esto tiene como consecuencia que los niños “esperen” que alguien venga a él, que le proponga algo, que el adulto le “haga hacer”, esperando pasivamente que alguien tome decisiones por él.

No tiene los mismos efectos para los niños-as aprender a través de su propia acción o de la acción de los otros, si ponen en juego su propia creatividad o la repetición de la propuesta que viene de fuera, por muy “estupenda que sea” a nuestro criterio de adulto. NOS PARECE MUY NECESARIO EL RECONOCIMIENTO DE LA ACCIÓN AUTÓNOMA DE LOS NIÑOS Y NIÑAS. NO ENTENDEMOS LA ACCIÓN AUTÓNOMA COMO LA REACCIÓN A LAS PROPUESTAS DE LOS ADULTOS.

El Vínculo Afectivo

 el vinculo afectivo

CONSTRUIR EL VÍNCULO AFECTIVO MADRE-HIJO/A

¿Cuál es nuestra mirada sobre los niños y niñas?

Los niños y niñas de la Primera Infancia no son criaturas incapaces, inmaduros… Los adultos tenemos que aprender a reconocerles su capacidad de ser activos en  la construcción de sí mismos. “El niño-a es una persona, pero es el otro quién le ofrece la envoltura y el sostén necesarios para su desarrollo armónico. Por eso la gran importancia de la calidad de nuestra presencia, de la función de contención y sostén del nuevo ser” (Rosemberg F.; “Guía para nuevos padres”, ed. Continente)

El nacimiento de un niño-a

  • Durante nueve meses crece en un mundo sin sobresaltos, flota en el líquido amniótico, que amortigua lo que ocurre en el mundo exterior, se alimenta y respira a través del cuerpo de su madre. No es mundo silencioso, percibe los sonidos por la respiración, el movimiento pero mecido y acariciado por el líquido y los tejidos uterinos, los sonidos de la respiración, de la actividad gástrica y los rítmicos latidos del corazón. Percibe situaciones de placer pero también de la tensión y malestar que experimente su madre.
  • En el nacimiento se produce un pasaje abrupto desde este mundo, en el que vive replegado sobre sí mismo, donde no hay registro de necesidad a otro lleno de estímulos impactantes: luces, sonidos, contactos nuevos, bruscos, movimientos inesperados, la fuerza de la gravedad… Este cúmulo de experiencias debe ser suavizado para que no invada súbitamente al niño o la niña.
  • Esta es la función del adulto que recibe a ese niño-a en sus primeros tiempos de vida: CREAR LA ENVOLTURA QUE AMORTIGUE EL IMPACTO DEL ENCUENTRO CON EL MUNDO EXTERIOR, ALOJAR A ESTE NUEVO SER.

¿CÓMO? ¿Qué TENEMOS EN CUENTA?

  • El niño cuando nace no está totalmente desprotegido, trae consigo las herramientas que necesita para poder vivir: la capacidad de adaptación, que hace que rápidamente el organismo adecue el sistema respiratorio, circulatorio y digestivo al nuevo medio físico en el que se encuentra
  • La posibilidad de comunicarse. Cuenta con un sistema de señales que expresan bienestar o malestar: tensión, crispación, descargas tónicas a través de movimientos desordenados, llanto…
  • PERO… según sean las respuestas que demos a estas señales será la calidad de la relación que establezcamos con nuestro hijo/a.

Nos preguntamos ¿hay una única manera de responder al niño-a? Pensamos que no, es preciso conocer las necesidades reales de los niños y niñas y la manera en la que construyen su identidad para abrir la mirada de los recursos que podemos ofrecer, fortaleciendo la calidad del vínculo desde el sentimiento de sentirse escuchado.

¿QUÉ NECESITAN LOS NIÑOS/AS?…

cartel-talleres-enero-2017.png.png

Talleres de Enero

¡Feliz año a todos!
Comenzamos este nuevo año con los Talleres de Enero. Podéis disfrutar con vuestros hijos e hijas de la exploración luz negra, de la harina y de las emociones a través de la música.
Todos estos talleres se realizarán en la Escuela Infantil Las Nubes en la C/Antonio Nebrija 7-9 por motivos de espacio.
¡¡¡Os esperamos!!!

Talleres de enero